Buscar este blog

jueves, 27 de abril de 2017

Cumpliendo un sueño llamado Disneyland París (4ª parte)



Breve resumen del día de ayer en París

Empiezo contando que como el tour a París salía a las 10 de la mañana, nos daba tiempo suficiente de desayunar un poco más tarde y no ir con tanta prisa...pues bien, nos quedamos sin desayunar en el hotel porque la cola se salía de la recepción a la calle a las 8:20 de la mañana. Ese día nos fuimos a desayunar a la estación del RER de Disney, pagandolo de nuestro bolsillo, pero sin sufrir tan tremenda cola, que nos hubiese hecho perder el autobús de París.

El desayuno estuvo bien, cafés con leche, croasan y batido para mi hijo, pero al pobre le sentó mal tanta comida barata y tanta porquería que estábamos comiendo allí que le entraron ganas de ir al baño en el bus y de arrojar. Menudo viaje nos dio! Para olvidar aquel trayecto.



En el tour que habíamos contratado desde Valencia teníamos incluidos todos los buses turísticos que quisiéramos coger, así que cogimos la primera ruta y nos fuimos a ver la ciudad. No sé muy bien deciros por dónde nos llevó porque Pau se quejaba de la barriga y estaba yo más pendiente del niño que del trayecto...pero aún así sé que pasamos por Notre Dame, el Barrio Latino, Museos y Palacios varios, Louvre, Los Campos Elíseos, El Arco del Triunfo, La Torre Eiffel...e hicimos algunas fotos.

Paramos cerca de la Opera y comimos en un Mc Donals que vimos allí, lo sé..., que poco original, pero estábamos hambrientos, llevábamos andando un rato sin encontrar nada apropiado para comer y necesitábamos sentarnos. Los precios como aquí. Después de comer cogimos la otra ruta de bus turístico y visitamos la zona del Moulin Rouge y el Sacre Coeur, y mira por dónde había huelga y manifestación de sindicatos de trabajadores y no pudimos ni bajar del autobús del tremendo atasco que había y se nos fue el tiempo de las visitas en el trayecto, estuvimos casi 2h en un atasco y teníamos que volver a por nuestro autobús de regreso a Disney, así que esta segunda ruta fue un chasco muy grande ya que no pudimos bajar del autobús y tampoco pudo pasar por el Sacre Coeur, lo vimos de lejos.

Volvimos pronto de París y aún pudimos entrar a Disney casi 2 horas, montamos de nuevo en Peter Pan, en Pinocho, en Autopia y cenamos algo por allí, pero no nos quedamos a ver Dreams, estábamos agotados y nos fuimos antes de que cerrasen el parque.









Último día en Disney y vuelta a casa

Nuevamente nos levantamos pronto, no queríamos que pasase lo de ayer y a las 7:30 estábamos ya en el buffet y ya estaba a tope de gente, y esque se nota que hay más gente alojada la noche del sábado y que siendo puente en España el lunes, habían muchos más turistas de fin de semana. El caso es que pudimos desayunar tranquilos y bien y a las 8:30 ya estábamos en el paque Disneyland. 
Como nó, nuestra primera parada fué en Autopia, que mi hijo le habia cogido el gusto..., y luego nos hicimos fotos por la zona de Star Wars, entramos también a ver el submarino Nautilus y un simulador de vuelo de Star Wars. Allí también está la tienda de licencia de la saga y hay cosas muy curiosas.

En este paseo descubrimos El Restaurante Pizza Planet del que tanto había leído en foros y que no habíamos visto por allí, y es que está un poco escondido y dijimos de ir a comer allí mas tarde.

Muchas de las atracciones abren cuando abren las puertas del parque a todo el mundo, y vímos el mogollón de personas que entraba que nos fuimos a sacar el Fast Pass para Peter Pan en cuanto pudímos y ya nos dió hora para las 15h! increíble. 

Como era nuestro último día, decidimos pasear, hacer fotos y explorar lo que no habíamos visto hasta entonces y mira por donde, descubrimos bajo el castillo unas mazmorras y unas cuevas con un feo dragón jeje y tesoros de los piratas. Estaba genial! A mi hijo le dio miedo también jajajaja.

No habíamos visitado la casa de Robbinson y subimos a verla, estaba muy bien decorada y era muy divertida, con escaleras por aquí y por allá, puentes, pasillos de madera.... nos gustó mucho e hicimos muchas fotos.

Luego fuimos a investigar más a fondo unas cuevas de piratas por las que habíamos pasado de casualidad y a toda prisa cuando fuimos a la atracción de Piratas del Caribe..., y ni que decir de lo bien hechas que están, con cascadas por dentro, puentes colgantes, pasadizos, huecos y recovecos para esconderse y con esqueletos de piratas, tesoros y restos de naufragios...., muy logradas!



Nos dirigimos después a la zona de Frontierland para hacer más fotos y con intención de subir a la Mansión encantada...., y desistimos nada más ver la cola kilométrica de casi 2h para subir y como nos habían dicho que habían niños que salían llorando de allí y el nuestro es tan miedoso, casi era la mejor opción. Pudimos ver a Jack Squeleton allí posando con quienes se querían hacer fotos pero ya había una persona del parque al final de la cola impidiendo que se pusiera más gente.

De vuelta a Disneyland empezamos a ver que la gente estaba cogiendo sitio a ambos lados de las calles y miramos el plano y programación de espectáculos y leí algo de un desfile de halloween, así que cogimos sitio también y esperamos que empezase. Estuvo muy bonito, Daisy, Donald y sus sobrinos en una carroza, Winnie the Poo y sus amigos, Mickey y Minnie.... ¡nos encantó!



Descubrimos Pizza Planet

Entre unas cosas y otras se nos hizo medio día y nos fuimos paseando hacia la otra punta del parque, hacia Discoveriland para comer en Pizza Planet.
Había leído mucho sobre este sitio y fue una pena haberlo descubierto el último día. No era barato, pero sí bastante más económico que la mayoría de lugares de allí y además al ser buffet se podía repetir lo que se quisiera. Es un buffet solo de pizzas y pastas. Pizzas habían de 7 u 8 tipos distintos, pastas habían de 4 tipos y salsas por igual. Postres también habían muchos para elegir, desde fruta a yogures y flanes, y tartas. Comimos muy a gusto, estaba todo bastante bueno.
Lo mejor de este local es que tiene un parque de juegos allí mismo donde los niños en cuanto terminan de comer se pueden ir a jugar a sus anchas y los mayores terminamos de comer tranquilamente. El local es bastante grande y el parque de juegos está en una esquina, por eso, repartidas por el local, hay pantallas que muestran constantemente las imágenes de las cámaras que hay enfocando al parque, para que los padres, estén dónde estén sentados puedan ver a los niños, es sin duda el mejor invento en cuanto a local apto para niños se refiere.
El precio por persona ronda los 15€ y el café es bastante más barato que en cualquier cafetería o restaurante de por allí.



Últimas horas en Disneyland y vuelta a casa

Después de comer y tomar café volvimos al parque para agotar el poco tiempo que nos quedaba de estar allí, ya que teníamos que volver al hotel, recoger las maletas que estaban en la consigna de equipajes, y esperar que vinieran a recogernos para llevarnos al aeropuerto.

Teníamos el Fast Pass para Peter Pan a las 15h, y allí que fuimos y subimos por última vez. Paseamos un poco más, hicimos unas cuántas fotos más, compramos un par de recuerdos para la familia y fuimos a las paradas de bus.

Nuestro autobús vendría a las 17:30, faltaba un poco más de 1h pero como nunca se sabe..., quisimos ir con tiempo y nos marchamos al hotel.
Habíamos dejado las maletas en la Consigna del hotel junto a las maletas de 300 personas más...., estaban desbordados de maletas allí y tardaron unos 20 minutos en darnos nuestras 3 maletas porque no las encontraban. Tuvimos que esperar más de media hora allí fuera a que viniera el autobús que nos llevaba al aeropuerto y que llegó con retraso. Fuimos los primeros en ser recogidos y aún tenía que hacer la ruta por el resto de hoteles Disney.


Llegábamos al aeropuerto Charles de Gaulle a las 20:00h. Íbamos muy perdidos, no sabíamos dónde estaban los mostradores para facturar nuestras maletas, y alguien dijo saber dónde era y allí que le seguimos todos. La cola del mostrador era bastante larga, eramos de los últimos. Ya por fin con las maletas facturadas nos fuimos a buscar algo para cenar, faltaba hora y media para que saliese nuestro avión.
Cenamos unos bocadillos fríos, nos tomamos un café y esperamos que fuese la hora de embarcar.
Las azafatas y personal de la aerolínea nos preguntaban si pasaba algo "especial" en España, y más concretamente en Valencia, ya que los vuelos de regreso iban cargados de niños jaja ¡claro! era el puente del 9 de octubre (fiesta de la Comunidad Valenciana) y los valencianos habíamos tenido puente junto con el día 12 de octubre, el día del Pilar y fiesta nacional en España.

Nuestro avión aterrizaba a las 23:45h en el aeropuerto de Manises.
Fin del viaje.

Recomendaciones si viajas a Disneyland

1 comentario:

Gracias por contactarme!